viernes, 9 de junio de 2017

Feliz de volver...



Ya ha pasado más de un año desde que decidí empezar este proyecto… me lo pensé mucho porque soy tímida y porque no soy una experta en nada de lo que publico. Aunque la idea no era demostrar nada, sino compartir aficiones, ideas, trabajos y proyectos... Y he tenido la oportunidad de conocer a mucha gente creativa y amable. En esta primera entrada al blog os contaba que creo que no hay tiempo que perder… mejor arrepentirse de haber hecho o intentado algo, que de no haberlo hecho. Sólo hay un borrón en todo esto, el poco tiempo que tengo, pero eso ya lo sabía antes de empezar… Me gustaría compartir más cosas, tenía preparadas varias entradas para Navidad y sólo publiqué una… y ha llegado junio sin publicar nada más. Así que el propósito de este segundo año va a ser sacar un poco de tiempo para lo que me hace feliz, y este blog me ayuda a serlo.
Vamos a ello!!










Después de la reforma que hemos hecho en casa y que se ha alargado como si fuera una catedral, había que volver a decorar dos de los dormitorios de mis hijos...y encima con poco dinero, así que me  eché encima varios trabajos :) con los que no he dado abasto… Una funda para un sofá de mi hija, cuadros para dos dormitorios, dos alfombras como ésta que le hice a uno de mis hijos que ahora la quieren los otros dos…
Y pintar y reciclar varios muebles que ya son miembros de la familia:)

En concreto están los muebles infantiles que no puedo tirar (porque estos tres adolescentes también fueron tres enanos hace no mucho tiempo). Los han acompañado en su dormitorio casi desde que nacieron y después en su cuarto de juegos. Ya sé que están amortizados, pero les tengo mucho cariño. No sabía qué hacer con ellos, le he dado muchas vueltas hasta que decidí que les seguirían acompañando con una nueva imagen.

Uno de los dormitorios a decorar era el de mi hija, y empecé a reutilizar algunos de estos muebles.

Tenía una mesa bajita de madera (que había sido compañera de dos sillitas), pintarrajeada y arañada por 20 sitios… Han jugado en ella siempre, han montado el castillo de playmobil, han tomado café los muñecos, han hecho sus primeros deberes…







La limpié con limpiador jabonoso para madera y directamente la pinté con Mary Paint Azul Náutico. Increíble esta pintura, con solo dos manos sin lijar ni imprimar quedó perfecta. No la había usado antes, la pintura que había utilizado para usar sin imprimar era Chalk Paint de Annie Sloan, pero Mary Paint me ha encantado. Tiene también una carta preciosa de colores y queda genial sin ninguna terminación, a diferencia de la pintura a la tiza.

Después de las dos manos de pintura, le puse un dibujo tipo mandala, con una plantilla de esténcil. Lo hice un poco difuminado, en blanco roto.




Aunque la pintura no necesita terminación, le puse barniz para que quede más resistente. Ya no son niños, pero no son tan cuidadosos como los mayores:). La coloqué como mesa de centro delante del sofá y ha quedado preciosa.










Utilizando el mismo bote de pintura, pinté también un cabecero de celosía que era blanco y estaba muy arañado. Y coloqué su inicial, que compré en la tienda Casa, con decoupage con una servilleta que compré hace años en Ikea.














A una estantería que era blanca con un osito, muy de bebé claro está, la pinté también y le puse el mismo dibujo de la plantilla. Le viene estupenda para poner sus libros de lectura, en eso ha salido a mi :)









Y, el cambio más sorprendente, una antigua mesa de ordenador, de estas que se saca una parte para el teclado y para la impresora, horrorosa, negra y color caoba, de contrachapado… ésta sí que no me daba pena tirarla.









Sin embargo, ella la quería para su cuarto!! Como mesa de estudio… para morirse… Así que cogí lo que quedaba del bote de Mary Paint Azul Náutico y empecé a pintarla. Pensando que acababa en la basura. Y con dos manos (en la parte negra, tres) quedó genial. Lo que hace el color… le puse los mandalas en el lateral, en el sobre de la mesa y en la parte que se extrae… no parece la misma!!











Y lo que cunde la pintura… todo esto lo he pintado con un solo bote, y aún le queda un dedo!!

A todo le puse barniz para terminar, para que quedara más protegido de roces y golpes… Y listo!!


Os animo a que os atrevais a pintar aquello que se os ocurra. Todo lo que podéis perder es un bote de pintura y el resultado es posible que os sorprenda, como a mí!!

Gracias por vuestras visitas y comentarios.
Prometo no tardar en volver, que tengo mil cosas que enseñar...



Un beso y hasta pronto!!







6 comentarios:

  1. Me encanta!!!! ha quedado precioso todo. Tomo nota de la pintura.

    Me encanta leerte de nuevo :)

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa, muchas gracias por tu visita y comentario en mi blog. Me encantan el resultado de tus trabajos, te han quedado espectaculares!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Pero como lo has dejado de chulo, la mesa me encanta!!!!

    ResponderEliminar
  4. Guauuu!!! cuantos trabajos que has hecho,y cada cual más bonito.
    Seguro que te sientes muy orgullosa del resultado y de a ver sido tu quien con cariño has preparado todo.
    No sabría cual elegir,todo te ha quedado ideal.Bss apretaos!!!

    ResponderEliminar